Conscientes de la importancia que tiene la materia prima utilizada para obtener un producto terminado con la calidad e inocuidad demandada por nuestros clientes y consumidores, trabajamos únicamente con proveedores que tengan certificación TIF, preferentemente que sean plantas con acreditación USDA y damos seguimiento mediante evaluaciones y visitas en sitio a los establecimientos tanto de sacrificio como de corte y deshuese para validar que sus procesos estén alineados a los requerimientos de American Beef.

Para garantizar la inocuidad de los productos elaborados en American Beef, se cuenta con un Laboratorio interno de microbiologia, todo el producto terminado es analizado para determinar la ausencia de patógenos antes de su embarque. No conforme con esto, y para dar mayor seguridad y confianza en los resultados de los análisis realizados por el Laboratorio, hemos iniciado el proceso de acreditación de los métodos de análisis utilizados, ante la EMA bajo la Norma NMX-EC-17025-IMNC-2006.

Conscientes de la importancia que tiene dar cumplimiento a los requerimientos de cada uno de nuestros clientes, hemos capacitado a un grupo de personas independientes de todas las áreas de proceso, calidad, innovación, etc., para realizar la evaluación sensorial de los nuevos productos y aquellos que se vean afectados por cambios en el proceso, materias primas, etc.
El panel sensorial es quien da información precisa de la percepción que tendrá el consumidor del producto y su aceptación o rechazo. Es una herramienta más para el control de calidad y aceptabilidad del alimento.